LIGA DE DE DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE -  LIDEMA 

Represas del Madeira y una Sabia Medida Precautoria


Los megaproyectos de construcción de dos represas (Jirau y San Antonio) en el río Madeira por parte del Brasil forma parte del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) de dicho país y al mismo tiempo se relaciona con la iniciativa IIRSA (Iniciativa de Integración de la Infraestructura Regional de Sudamérica). Ambas  represas generarían un total superior a los 6.400 MW y proveerían energía al polo industrial del Brasil. Al mismo tiempo la infraestructura hidroeléctrica implica la habilitación de una hidrovía amazónica que permita el tránsito de barcos de gran calado e incrementar los flujos comerciales de la soya así como su producción.  Estas grandes represas estaban previstas para su funcionamiento en base a una nueva tecnología denominada de turbinas de bulbo, la cual aprovecha más los grandes volúmenes de agua y velocidades de caudal que las caídas propiamente. Ciertamente no requieren la formación de grandes lagos como las represas convencionales, sin embargo al ser el río Madeira desde la zona de Abuná, la única puerta de salida de aguas de una inmensa red de grandes ríos que abarca Perú, Bolivia y parte del escudo brasileño (Itenez), persiste la incertidumbre  sobre los efectos de las dos grandes represas sobre la dinámica hidrológica y el comportamiento de toda la macrocuenca en función a dichas alteraciones, especialmente en años con inundaciones agigantadas y que ocasionan de por sí desastres.

La prospección hidrológica del Madeira y el estudio de evaluación ambiental realizado por el consorcio Odebrecht-Furnas para dichos megaproyectos ya iniciados el año 2001, fueron duramente rebatidos y criticados por diversas instancias técnicas, científicas y organizaciones de la sociedad civil,  tanto del Brasil como de Bolivia. Las observaciones sobre la inconsistencia e insuficiencia de dicho estudio, fueron permanentes a lo largo del año 2006. De forma reiterativa, tanto los responsables del estudio como organismos públicos del vecino país manifestaron que los efectos negativos en el lado boliviano serían insignificantes, posición que fue técnicamente rebatida en varias oportunidades.

Estas preocupaciones sobre el riesgo ambiental de dicho megaproyecto manifestadas en numerosas ocasiones por poblaciones y organizaciones de ambos países, parecen finalmente haber encontrado eco en el IBAMA (Instituto Brasilero del Medio Ambiente)  el cual en fecha 24 de Abril del 2007, presentó un informe a partir del cual se paraliza la concesión de licencia previa que se había solicitado para los megaproyectos hidroeléctricos, sosteniendo que es imposible asegurar la viabilidad ambiental de los emprendimientos a la luz del estudio presentado. Dicha decisión del órgano brasilero  basado en el principio precautorio, observa que “la principal falla del estudio de evaluación ambiental radica en el subdimensionamiento de las áreas a ser impactadas y que los impactos podrían extenderse por un área mucho más extensa de la considerada, afectando inclusive territorios boliviano y peruano”. También se menciona que “existe un error conceptual en cuanto a los mecanismos propuestos para minimizar los daños ambientales y la necesidad de analizar los impactos del megaproyecto en espacios fuera del Brasil”.  En este sentido el IBAMA recomendó realizar una nueva ronda de estudios complementarios. El IBAMA actualmente enfrenta un grave malestar y presión de su propio gobierno por la decisión tomada, a lo cual se suman las presiones aún mayores de las poderosas cámaras de obras, infraestructuras y comercio e industria de dicho país, las cuales han visto afectados sus intereses y proyecciones.

Ante esta situación, la posición y decisión del IBAMA merece el total reconocimiento y aplauso de los movimientos ambientales de ambos países y regiones amenazadas, más allá de cualquier otra ambigüedad que hubiese podido tener antes, por tanto desde LIDEMA calificamos esta acción decisoria como valiente y consecuente con los principios institucionales y éticos que lo guían. La posición de LIDEMA en todo este tiempo ha estado del lado de los movimientos ambientales, los principios precautorios y la  protección socio-ambiental, apoyando una visión de desarrollo y bienestar local realmente sustentable y con equidad, concordante con la  manifiesta fragilidad de la región.

Una enorme preocupación de LIDEMA, radica además en que los estudios realizados para dichas represas fueron desarrollados bajo condiciones climatológicas y de caudales “normales”, e incluso de años anormalmente secos (años 2002-2004). Por tanto existe un alto riesgo de que las proyecciones y previsiones no respondan bajo condiciones de lluvias agigantadas e inundaciones catastróficas  como las del 2007 en relación al fenómeno de El Niño, más aún bajo la amenaza del progresivo  cambio climático.  Creemos que es importante que este aspecto, entre otros fundamentales como el riesgo del incremento de enfermedades como el paludismo o la errada afirmación de que la región de Pando en Bolivia tiene 8 millones de hectáreas aptas para la agricultura intensiva tipo soya, sea profundizado en las nuevas rondas de estudios complementarios recomendados por el IBAMA.

Adicionalmente, los riesgos hidrológicos en la región de Beni especialmente, y como producto del embalsamiento de la principal y única “compuerta” natural de salida de las aguas de la macrocuenca Mamoré-Beni-Madre de Dios-Itenez, implican el eventual cambio de cursos de los ríos mayores lo cual originaría desastres de imprevisibles consecuencias. Bajo perturbaciones del flujo hidrológico como es la formación “palizadas” (embalses naturales de troncos) algunos ríos cambian de curso a veces retomando cauces antiguos, pero generando inundaciones devastativas en el proceso. Esta situación podría darse pero a una escala mucho mayor y los efectos podrían ser catastróficos. En este sentido, el estudio de impacto ambiental tan deficientemente realizado por el consorcio mencionado, debió haber realizado al menos algún intento de simulación hidrológica que comprenda el territorio de Bolivia.

Como LIDEMA  estamos concientes de que  pueden darse tremendos impactos locales, como la inundación de bosques y tierras de uso por las comunidades locales, o efectos sobre varias especies de peces que son base de sustento de las poblaciones locales, incluso un Area protegida propuesta (Reserva Bruno Racua) puede quedar parcialmente  bajo agua. Estos impactos serían de efecto inmediato o corto plazo, y efectivamente tienen que preocuparnos. Sin embargo los mayores impactos, acaecibles a mediano y más largo plazo, provendrán de situaciones estructurales de las lógicas que envuelven e incentivan el tema de las Represas, las cuales erróneamente pueden ser vistas como un elemento puntual o aislado, pero que forma parte de una gran iniciativa de integración vial y de infraestructuras impulsadas a nivel regional  por el BID, la CAF y el FONPLATA, es decir el  IIRSA.  Dicha iniciativa constituye el más claro paradigma de desarrollo de megaproyectos a gran escala para acelerar la explotación de los suelos y facilitar la extracción y transporte de recursos a lo largo y ancho de Sudamérica hacia los mercados de exportación, con una evidente subestimación y marginamiento de los temas socio-ambientales.

Las represas del Madeira tienen que ver no solo con la generación de energía para el polo industrial Sur del Brasil, sino con la habilitación de la hidrovía Madeira-Itenez que permitirá la navegación de barcos de gran calado y el transporte de los recursos de exportación.  Vale decir que se promoverá un modelo de desarrollo insostenible y depredativo, impulsado en esencia desde la lógica y los intereses de grupos capitalistas y corporaciones transnacionales, estrechamente ligados a las cúpulas y oligarquías políticas en los países más interesados, que tienen actualmente mucha soya gracias a la devastación casi total de sus bosques y que buscan exportar de una forma más fácil y sin medir las consecuencias.

Lidema - Av. Ecuador # 2131 - Casilla 11237 - Teléfono - (591-2) 2419393 - 2416044, Fax (591-2) 2412322 - e-mail: lidema@lidema.org.bo
La Paz - Bolivia
viagra brand name online generic viagra for women buy viagra professional online